sábado, 7 de enero de 2017

Menú de Mercado (Degustación) en A Tafona, Casa de Xantar

¡¡Hola Zampones!! Era día de Reyes después de unas Navidades con muchísimo trabajo. No había podido celebrar ni la Nochebuena, ni la Navidad, ni el Fin de Año ni el Año Nuevo...así que ya tocaba darse un homenaje en toda regla.

Hacía tiempo (¡años diría!) que tenía ganas de pasarme por los reinos de Lucía Freitas, ese local llamado A Tafona, Casa de Xantar, y tomarme un opíparo menú degustación.

A Tafona Casa de Xantar

  • Establecimiento: A Tafona, Casa de Xantar
  • Localización: Rúa Virxe da Cerca, 7
  • Horario: De 13:30 a 16:00 y de 20:30 a 23:00. Cierra lunes entero y noches de domingo y martes.
  • Teléfono: 981562314

Así que lié a tres de mis acompañantes habituales y realicé la llamada de reserva. Perfecto, había sitio para nosotros... confirmamos hora y día y allí que nos plantamos.

A Tafona es un local discreto, que pasaría desapercibido si no fuera por una banderita que marca su ubicación según paseas por Virxe da Cerca. La entrada principal es por un callejón accesorio, aunque tiene comunicación también con la recepción del hotel del mismo nombre. La distancia respecto al Mercado de Abastos es ínfima.

Un espacio con tonos ocre y madera, centrando su belleza en la piedras de sus paredes con toques multicolor en algunos de sus respaldos. La capacidad aproximada (no me puse a indagar por sus recovecos) deben rondar las 35-40 personas. Es acogedor, no se puede negar.

A Tafona Casa de Xantar

Yo iba con las ideas muy claras, quería mi menú degustación largo (Menú de Mercado)... aunque sabía que podía tener problemas pues en este establecimiento la norma es de "menú a mesa cerrada" y dos de mis acompañantes no iban con tanto apetito como el mio. Después de una charla con el encargado de nuestra mesa no hubo problema para tomar dos menús degustación cortos (Menú Miudo) y dos menús degustación largos (Menú de Mercado), si bien sabíamos que el ritmo en la mesa no iba a ser 100% el adecuado al tener que adaptarnos unos comensales a los otros.
*Pd: solo voy a hablar del menú largo, para no extenderme ni ser repetitivo.

Mesa Desnuda

Si tengo que comenzar esta reseña con el pan podría decir que el comienzo es muy bueno. El pan es de la Panadería Divina, realizado con harina de trigo, harina de centeno y agua de mar y estaba sublime (de este pan que te pones a comerlo solo y no puedes parar ¿Conoces esa sensación?).

Pan de Trigo, Centeno y Agua de Mar (Panadería Divina)

Junto con el pan nos trajeron un poco de Aceite de Oliva Virgen Extra Isbylia de la variedad Sikitita, el cual proviene de olivos de la zona de Sevilla. Un aceite de calidad, muy acorde al restaurante.

Para amenizar la espera (que al menos respecto al primer plato fue cortísima) nos trajeron también dos variedades de panes elaborados por ellos. El oscuro está hecho con harina de castañas y pipas, el más amarillo lo elaboran con aceituna negra, cebolla y cerveza. Los dos me parecieron unos panes atractivos y originales... pero en mi batalla personal ganó el de cebolla, no me preguntéis por qué, pero me resultó un sabor más especial.
Panes Caseros y Aceite

Y además del pan y el aceite, nos trajeron unas olivas de Eidos de Iria que mi paladar ya conocía. Es una oliva con un sabor bastante "verde" y una cierta astringencia. ¡Anda! Hablando de astringencia, ¡Casi me olvido de citar el vino de este menú! Pedí un monovarietal albariño del 2015 llamado Albamar que me resultó bastante cítrico y con un retrogusto prolongado (aunque ya sabéis que yo de vinos entiendo lo justo).

Olivas Eidos de Iria

Como primer "pica-pica" nos trajeron un Tartar de "Muxo" sobre Hoja de Espirulina. La espirulina la conocía porque se había planteado como el alimento sustituto de la carne en veganos, por su contenido en B12... aunque luego se supo que no era biodisponible... Uy, que me desvío del tema fundamental. Resultó un entrante fresco pero no le aprecié apenas sabor a la hoja.

Tartar de "Muxo" sobre Hoja de Espirulina

El siguiente plato me pareció simple pero me vino fenomenal, un Caldo de Gallina. Yo, que ese día llevaba "un trancazo del 15" disfruté de tomarme algo líquido y calentito...que vaya, me tomé el mío y el de uno de mis acompañantes.

Sopa/Caldo de Gallina

Posteriormente nos trajeron una Ostra con Manzana Verde y Esferas de Oliva. Si bien en un primer momento me sentí un poco intimidado por la ostra (yo y las texturas ostriles nos llevamos regulín) me resultó bastante agradable, sin ser algo que me apetezca repetir a diario. Eso sí, el sabor a oliva de las esferas se escondió completamente bajo la manzana.

Ostra, Manzana Verde y Esferas de Oliva

A continuación nos ofrecieron un Ceviche de Vieira con Helado de Leche de Tigre y Huevas de Salmón. Muy interesante como se comprimió el sabor (o más bien los sabores) de la leche de tigre en ese pequeño sorbete. La pega que le pongo es que me hubiera gustado la vieira más fina, no se aprecia en la foto pero venía laminada en tres y se me hizo algo gruesa, pero vaya, esto son gustos personales.

Ceviche de Vieira con Helado de Leche de Tigre

Ceviche de Vieira con Helado de Leche de Tigre

A continuación y siguiendo la dinámica marinera nos ofrecieron un Mejillón en Escabeche, Coco y Curry que me pareció bastante simplón.

Mejillón en Escabeche, Coco y Curry

Mejillón en Escabeche, Coco y Curry

Ostra... vieira... mejillón... la cosa iba de bivalvos y en Galicia si no hay almejas de Carril apaga y vámonos. Y así fue el siguiente plato, Almejas de Carril con Dim-sum de Callos. Permitidme la licencia literaria de decir que estas "mezcolanzas" me pirran...me imagino a David de Jorge inventando sus "guarrindongadas" mezclando almejas con callos, me encanta. Y así fue, aunque el Dim-Sum no se aprecie en la foto porque está sumergido y el tamaño de las almejas no fuera superlativo este plato me gustó y me pareció muy original.

Almejas de Carril y Dim-sum de Callos

Y bueno, había que darle un respiro al reino acuático o a este paso íbamos a extinguir medio Océano. Así llegó el Steak Tartar de Vaca, Helado de Piquillo y Crujiente de Cebolla. Una pena que el efecto sorpresa del helado de piquillo se volatilizase al haberlo probado ya en un par de ocasiones. El steak he de reconocer que estaba muy bueno y el crujiente tremendamente potente (tanto que me sobró la mitad, sino me hubiera matado el resto de sabores).

Steak Tartar de Vaca, Helado de Piquillo y Crujiente de Cebolla

Steak Tartar de Vaca, Helado de Piquillo y Crujiente de Cebolla

Y después del sutil respiro, otra vez "de pesca". En este caso nos ofrecieron Pinto en Caldeirada Cítrica y Boniato. El de mis acompañantes llegó demasiado poco hecho y volvió a la cocina. Posteriormente llegó con un punto mucho más correcto (al menos para nuestro parecer). Fue un plato que se me hizo algo pesado, no me acabó de encajar ninguna de las dos bases con el pescado.

Pinto en Caldeirada Cítrica y Boniato

Pinto en Caldeirada Cítrica y Boniato

Sin embargo la Lubina a la Brasa, Ajo-Puerro y Demi-Glace de Verduras y Colatura sí que me agradó. Punto ideal tanto del pescado como de las verduras y una salsa muy original. Además un sabor con muchas notas de humo de brasa en su justa medida.

Lubina a la Brasa, Ajo-Puerro y Demi-Glace de Verduras y Colatura

Lubina a la Brasa, Ajo-Puerro y Demi-Glace de Verduras y Colatura

Otro de los grandes platos del día fue el Arroz Meloso de Berberechos, Codium y Lenguado. Yo soy un amante del lenguado desde que dejé de comer potitos, así que es ponérmelo delante y disfrutar cual niño. Si bien es cierto que el punto de sal del arroz era elevado, al estar realizado con Codium en este caso considero que sí debía estar tan potente.

Arroz Meloso de Berberechos, Codium y Lenguado

Arroz Meloso de Berberechos, Codium y Lenguado

Otro momento delicado fue cuando llegaron las Mollejas, Cresta de Galgo y Queso Touza Vella. Las crestas también las había probado y no es que les tenga mucho cariño. Sé que es un producto que había cogido mucha fama hace unos dos años...pero a mí me seducen los sabores, la fama como que me da igual. Las mollejas con el queso sabía que estaban buenas (fue una tapa de Santiago(e)Tapas 2015 que caté). La cresta no me resultó desagradable, su textura era mejor de lo que recordaba. Aun así, tampoco para repetir (yo y mis texturas, que no nos adaptamos a la vida moderna).

Mollejas, Cresta de Gallo y Touza Vella

Mollejas, Cresta de Gallo y Touza Vella

Y finalizamos con un Canelón de Pularda Celta, Trufa Negra y Cacao. Aquí no soy objetivo, me encantan los canelones, sobre todo si los rellenas de "cosas que vuelan". Es un plato que me agradó mucho, eso sí, el sabor de la trufa, quizá por altas expectativas, me decepcionó (yo pensé que iba a ser una explosión de sabor...y no).

Canelón de Pularda Celta, Trufa y Cacao

Y bueno, ya iba siendo hora de los postres. Hora por otro lado muy deseada ya que sé de la buena mano de Lucía en cuestiones reposteras (la primera vez que vine quedé encandilado con sus postres).

Primero nos tocaba probar Kiwi, Chocolate Blanco y Manzana. Ni un pero. Estupendo por estética, por sabor y por todo.

Kiwi, Chocolate Blanco y Manzana

Kiwi, Chocolate Blanco y Manzana

Y no hay buena comida que se precie si no acabas con algo de chocolate. ¡NO! No la hay, y punto. Así que finalizamos con Chocolate, Gianduia y Café. En este caso tampoco puedo expresar ninguna queja al respecto. Acierto en postres: dos de dos.

Chocolate, Gianduia y Café

Chocolate, Gianduia y Café
Y acabamos tomándonos un café, en mi caso un cortado (es obvio pero no, no hay café de pota).

Café Cortado

El café lo acompañaron con cuatro tipos de Petit Fours: Piruleta de Chocolate, Macaron de Frambuesa y Vainilla, Financier y Turrón de Chocolate. Si tengo que mojarme me quedo con la piruleta.

Petit Fours

Petit Fours

Y al final tocó pagar (que aun hay gente que se piensa que voy a comer gratis a los sitios, cosa totalmente incierta). Dos Menús Miudos (más pequeños que el expuesto), dos Menús Mercado, Pan, Agua, Vino y Cafés 219€ para cuatro personas.

Cuenta Desglosada

Siento ser algo brusco y seguramente abra debate con mi próximo comentario. Ya se que hay que pagarlo todo, pero me sigue pareciendo extraño en este tipo de comidas pagar por los cafés. Que ya sé, ya sé, si los tomas los pagas y si no, no. Pero me sigue extrañando que en el Bar de "Manuela" (nombre ficticio) con un menú de 8€ te ofrezcan el café sin sobreprecio y en estos establecimientos con un menú de 50€ no. Llamadme extraño, llamadme paleto, pero bueno, me gusta escribir como pienso, además es un tema que ya había tocado en mi artículo "Máis é menos... pero menos é mais".

En fin, disquisiciones aparte, la experiencia del degustación largo en A Tafona es muy interesante, un dispendio de savoir faire gastronómico en un local muy acogedor, con un trato muy agradable por parte de su staff de sala y a unos precios, que si tenemos en cuenta que hablamos de 14 platos + entrantes, me parecen bastante correctos. ¿Que hay platos que me gustaron más y otros que menos? Obvio, razonable y lógico, cada uno tenemos nuestros gustos.

Como siempre te animo a que dejes tu opinión aquí debajo. ¡Hasta la próxima!

2 comentarios:

  1. Apoyo totalmente tu apreciación sobre el menú, aunque yo eliminaría el pinto. El pinto y la maragota son pescados que me desagradan solo con verlos. Por lo demás un 10. Repetiría.

    ResponderEliminar
  2. Vaya atracadores.... madre mía..estoy seguro que saliste con hambre...

    ResponderEliminar

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...